Misofonia: El odio irracional a los sonidos cotidianos

marzo 05, 2024
misofonía

La misofonía es un trastorno poco conocido que provoca reacciones emocionales intensas de ira, ansiedad o malestar ante sonidos específicos del entorno. Aunque puede parecer una simple molestia, se trata de un problema psicológico real que afecta gravemente a quiénes lo padecen.

En este artículo analizaremos en profundidad en qué consiste la misofonía, cuáles son sus síntomas, posibles causas, cómo se diagnostica y las opciones de tratamiento disponibles actualmente.

¿Qué es la misofonía?

La misofonía es un trastorno poco conocido que se caracteriza por la hipersensibilidad a sonidos específicos que provocan reacciones emocionales intensas de ira, ansiedad o disgusto.

Las personas con misofonía experimentan respuestas fisiológicas exageradas ante ciertos sonidos del entorno, especialmente sonidos producidos por otras personas. Los sonidos que desencadenan las reacciones pueden incluir la respiración, masticación, sorber líquidos, clicks del ratón, tecleo, golpeteo con los dedos o pies, sonidos nasales, tos,carraspeo de garganta, entre otros.

Estos sonidos cotidianos e inocuos provocan una activación involuntaria del sistema nervioso simpático, lo que produce síntomas como taquicardia, sudoración, tensión muscular y sensación de ansiedad o cólera en la persona con misofonía. La reacción negativa es completamente desproporcionada en relación al estímulo sonoro.

La misofonía suele comenzar en la adolescencia o principio de la edad adulta y tiende a empeorar con el tiempo. Puede provocar un deterioro significativo de las relaciones sociales y familiares de quien lo padece.

Síntomas de la misofonía

La característica principal de la misofonía son las reacciones emocionales desproporcionadas a ciertos sonidos ambientales. Pero este trastorno también tiene otros síntomas y manifestaciones que convierten los sonidos comunes en verdaderas pesadillas sonoras para quienes la padecen.

Los principales síntomas de la misofoíia son:

  • Respuestas emocionales negativas al escuchar determinados sonidos, como ira, ansiedad, irritabilidad, disgusto o pánico.
  • Deseo intenso de escapar de la situación o prevenir el sonido cuando éste se anticipa.
  • Conductas de evitación para no exponerse a los sonidos desencadenantes.
  • Dificultades para concentrarse o pensar con claridad debido a la focalización en los sonidos molestos.
  • Respuestas fisiológicas de activación como taquicardia, sudoración, tensión muscular o alteraciones en la respiración.
  • Comportamientos impulsivos para detener el sonido, como gritos, golpes o insultos.
  • Sensación de alivio tras finalizar la exposición, aunque temporal.
  • Interferencia en las relaciones y actividades cotidianas.
  • Sensación de pérdida de control sobre las propias reacciones.
  • Pensamientos intrusivos o rumiación sobre los sonidos y las reacciones que provocan.

Causas de la misofonía

Aunque la misofonía se ha descrito en la literatura científica hace relativamente poco, los investigadores ya se han planteado diversas hipótesis sobre los posibles mecanismos subyacentes. Entender las causas de este extraño trastorno sensorial es clave para avanzar en su tratamiento.

Las causas exactas de este trastorno son desconocidas. Se barajan varias teorías:

  • Anomalías en el procesamiento auditivo: Las personas con misofonía podrían tener una mayor conectividad entre la corteza auditiva y las regiones cerebrales relacionadas con las emociones y la regulación emocional.
  • Sensibilidad al estímulo: Presentan una mayor reactividad frente a estímulos sensoriales específicos, con un umbral más bajo para experimentar sonidos como amenazantes o irritantes.
  • Factores genéticos: Podrían influir en el desarrollo de patrones anómalos de conectividad cerebral.
  • Factores ambientales: La asociación repetida entre ciertos sonidos y respuestas negativas condicionadas podría perpetuar la sensibilidad patológica.

Se necesita más investigación para confirmar estas hipótesis sobre la etiología de la misofonía.

Diagnóstico y tratamiento de la misofonía

El diagnóstico de la misofonía se realiza mediante una evaluación clínica de un psicólogo o psiquiatra. Se suele utilizar el test de misofonía u otros cuestionarios estandarizados para determinar la presencia de síntomas característicos y su repercusión.

También se evalúan posibles trastornos comórbidos, dado que la misofonía se asocia frecuentemente a ansiedad, depresión u otros problemas psicológicos. Es importante descartar condiciones médicas que puedan cursar con hipersensibilidad al sonido.

En cuanto al tratamiento, no existe todavía una terapia ampliamente validada para la misofonía, pero se emplean diversas estrategias:

– Terapia de exposición: Exponerse gradualmente a los sonidos en un entorno controlado para habituarse y reducir la reactividad.

– Relajación y manejo de emociones: Técnicas para controlar la ansiedad y la ira mediante respiración, meditación y cambios cognitivos.

– Retroalimentación y reestructuración: Identificar pensamientos y conductas disfuncionales relacionadas con los sonidos y reemplazarlas.

– Dispositivos de enmascaramiento: Utilizar tapones, audífonos o generadores de ruido para camuflar los sonidos problemáticos.

Dado que se trata de un trastorno poco conocido, lo más recomendable es acudir a un centro audiológico especializado y tratar el problema en manos de profesionales expertos en misofonía. Un abordaje multidisciplinar con terapia psicológica y manejo audiológico suele ser la mejor opción para controlar esta condición. Cuanto antes se inicie el tratamiento, mayores posibilidades de éxito.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras Entradas

Nictalopía o ceguera nocturna: explicación y solución
Nictalopía o ceguera nocturna: explicación y solución

¿Alguna vez te has preguntado por qué algunas personas tienen dificultades para ver en la oscuridad? La respuesta puede estar en una condición visual conocida como nictalopía, también llamada ceguera nocturna. A continuación analizaremos en profundidad las causas,...

leer más
Presbiacusia: Pérdida auditiva con la edad
Presbiacusia: Pérdida auditiva con la edad

La presbiacusia o pérdida de audición relacionada con la edad es un problema frecuente que reduce nuestra capacidad de comunicación. En este blog explicaremos en qué consiste exactamente la presbiacusia, cuáles son sus síntomas y cómo podemos prevenirla o tratarla...

leer más
Beneficios de las Gafas filtro azul
Beneficios de las Gafas filtro azul

¿Conoces las gafas filtro azul? Cada vez son más las personas que pasan muchas horas frente a pantallas como ordenadores, móviles, tablets y televisores. La exposición prolongada a la luz azul que emiten estos dispositivos puede provocar problemas como fatiga ocular,...

leer más